DE VUELTA EN COREA

¡Hola de nuevo a todos!

Ha pasado un tiempo desde la última vez que actualicé el blog, pero sigue vivito y coleando, y con este post os anuncio algo que los que me seguís en Instagram o Facebook ya sabéis: ¡estoy de vuelta en Corea!

Aunque esta será una estancia corta, llevaba varios meses preparándola y estoy muy entusiasmada de estar aquí finalmente. Durante este último año he estado estudiando mucho coreano (si queréis saber cómo, podéis verlo aquí) y además he asistido a un curso de traducción de coreano al español en mi universidad de origen, donde estamos traduciendo una obra del autor Lee Jang Wook, sobre la que ya os contaré más adelante.

Pero ahora hablemos del asunto, he venido a Corea del Sur a estudiar MÁS coreano y mejorar mi nivel de cara a este nuevo año que entra. Me he apuntado a una academia de coreano y aunque aún llevo poco, estoy muy contenta con las clases. Han pasado dos años desde la última vez que vine y todo está más o menos igual. Algunas modas se han ido, han llegado otras nuevas, y en general, el ritmo frenético de Corea sigue a su paso habitual. Veloz, muy veloz, la dinámica coreana sigue siendo tan adictiva como agobiante a veces.

Llevo aquí unas dos semanas, y en mi tercer día me resbalé en una placa de hielo y me cargué la cámara, además de llevarme un buen golpe en el culo. La cámara ya está arreglada y gracias a eso ya estoy empezando a hacer fotos y vídeos. Respecto a mi culo, quitando un moretón enorme, la cosa va mejorando.

Aunque hay algunas cosas que os iré contando, es hora de preguntaros, aprovechando que estoy aquí: ¿qué queréis saber sobre Corea del Sur? ¿hay alguna curiosidad que queráis satisfacer sobre este país? ¿qué tipo de fotos queréis ver en Instagram?

Dejadme aquí en los comentarios o bien en los comentarios de la entrada de Facebook que he subido al respecto y os iré respondiendo en los mismos o por aquí si hay suficiente material para hacer una entrada de blog. ¡Objetivo Corea a la carta! 

 

 

Anuncios

¿CÓMO APRENDO COREANO? LA GUÍA DEFINITIVA

Coreano en la calle
¿Te imaginas estar aquí sin hablar coreano? Sin problema, traigo la solución. Foto por @foxhound2234

Ahora que ya se nos han pasado a todos las absurdas propuestas de Año Nuevo es el momento de tomarse las cosas más en serio. Una de ellas es retomar eso que cualquier seguidor de la cultura coreana se plantea en algún momento: aprender coreano.

Sí, lo sé, no es algo que se haga de un día para otro. Pero ver series, películas o escuchar canciones en versión original es motivo más que suficiente, ¿no? ¿Pero sabías que los libros en Corea del Sur son bastante más baratos que en España, por ejemplo? Una encuadernación en tapa dura y un diseño precioso a precio de tapa blanda cutre es algo demasiado jugoso como para dejarlo escapar. Y es que si eres como yo y vas a las librerías como quien va al parque, Corea y su oferta de libros pueden resultar desesperantes. Ver tantos libros preciosos que no podía leer me llevó a comprar tan sólo una versión de “El Viejo y el Mar” de Ernest Hemingway para mi padre, en coreano. Se la ha leído tantas veces en español que estoy segura que sabría lo que dice en cada sílaba. Si tan sólo como una cuestión de coleccionismo ya es genial, no me imagino lo que sería poder leerlo. Libros para niños, ¡allá voy!

Hoy te voy a mostrar las posibilidades que conozco para aprender coreano y cuales son mis favoritas y mis menos favoritas. Teniendo en cuenta que llevo aprendiendo coreano desde hace ya un par de años, guardo algunos ases en la manga. Vamos a verlos. Sobra decir que nadie me ha pagado para que recomiende una u otra opción, así que podréis disfrutar de opiniones 100% libres de información parcial

Aprender coreano de forma presencial

Como yo vivo en España, sé de las posibilidades que hay por estos lares. Si eres de otro país te recomiendo buscar el Centro Cultural Coreano más cercano a tu ciudad (normalmente suele estar en la capital del país) y preguntar por las posibilidades. Ellos suelen estar informados de las distintas academias que hay por el país.

Los niveles del coreano están organizados del 1 al 6 y se supone que pueden equivaler con los seis que se utilizan en el Marco Común Europeo de las Lenguas, es decir del A1 (el más bajo) al C2 (el más alto). Pero esto es un poco confuso. Yo prefiero utilizar el sistema coreano.

En España hay algunos sitios. El que conozco por experiencia propia es el Centro de Cultura Asiática que está en Málaga y en el que ya voy por el tercer curso. Este sitio tiene cursos cuatrimestrales con profesores muy apañados. También dan cursos de japonés, chino y ruso. Son unas tres horas a la semana, un par de días por semana. Aquí tuve mi primer acercamiento al idioma y me sirve para mantener una rutina e ir escalando niveles poco a poco. Actualmente estoy en su nivel 2B, en el sistema coreano. Es decir, que estoy terminando el nivel 2 y se supone que cuando lo termine ya podré estudiar el nivel 3 de coreano que es un nivel intermedio.

En la Fundación General de la Universidad de Málaga ofrecen cursos anuales de 100h de varios idiomas, incluyendo el coreano, aunque por lo que tengo entendido no suelen salir muchos niveles. En este curso 2015/2016, según los horarios de su web sólo se está impartiendo el nivel básico de iniciación.

Si no vives en Málaga, en Madrid la Universidad Complutense de Madrid ofrece cursos de coreano básico. Aquí no he estado así que desconozco la metodología. Aquí hablan de nivel A1 y nivel A2, es decir los niveles 1 y 2 de coreano. Parece que no ofrecen nada más alto.

También en Madrid, el Centro Cultural Coreano en España ofrece cuatro cursos anuales de 60h, donde cubren cada curso medio nivel. El nivel máximo es por tanto de 2B, sólo que se tardan entre 3 y 4 años en llegar al nivel preintermedio, salvo que se combine con intensivos que también ofertan. Es perfecto si no se tiene mucho tiempo para dedicarle, ni mucha prisa en aprenderlo. Aunque no he dado clases allí, conozco el centro y el sitio es genial, en un ambiente inmejorable con una completa biblioteca de libros y películas, además de exposiciones, talleres y eventos que compensan bastante. Y el precio es más que asequible, ya que está subvencionado por el gobierno coreano.

En general parece que en Madrid van algo más lento que en Málaga en la dedicación horaria de los cursos, pues cubren aproximadamente medio nivel por año.

Aprender coreano desde casa

Todo lo bueno de aprender coreano en tu casa, aunque exige más fuerza de voluntad y esfuerzo, también es mucho más económico. Todos los recursos que te dejo más abajo son gratuitos, salvo que mencione lo contrario y dado que internet es infinito y eterno, sólo incluyo aquellos que conozco y que me resultan útiles. Antes de seguir, hay que establecer una distinción importante: ¿hablas inglés? y no tipo hello, how are you, sino: ¿hablas el suficiente inglés como para que sea la lengua en la que te enseñen coreano?

Si has hecho los deberes con la lengua anglosajona, estás de enhorabuena porque los recursos que puedes usar aumentan bastante:

  • Talk to Me in Korean: Han tenido tanto éxito que tienen una cafetería en Seúl donde organizan cursos y quedadas. Pero no te preocupes, sin estar en Corea puedes acceder a sus audios donde enseñan desde lo más básico a un nivel avanzado. Son hablantes nativos que explican en inglés y a mí me resultan divertidos y cercanos. No son audios muy largos y puedes ponértelos en tu camino a la escuela o el trabajo. Yo he llegado a escucharlos, uno detrás de otro, en un viaje en autobús París-Bruselas de unas cinco horas. También hacen vídeos y venden libros con muy buena pinta a un coste bastante decente. No los he comprado pero tienen un diseño agradable a la vista. ACTUALIZACIÓN: Me he comprado dos. ÉSTE y ÉSTE y son geniales 😀
  • How to Learn Korean: Afirma tener todo lo que necesitamos. Todo. Lo cierto es que son muchas, muchísimas lecciones de coreano las que ofrece este expatriado en Corea del Sur. Las primeras ocho lecciones están disponibles en español, lo que es una cantidad mínima, teniendo en cuenta que son 125 lecciones en total. Una información muy completa en forma de explicaciones gramaticales escritas en una página web sencilla, sin demasiadas florituras. Precisamente esta simplicidad es a la vez su gran ventaja y su inconveniente. Las lecciones son largos escritos, con ejemplos y explicaciones muy largas, pero sin audio ni vídeo, ni una mísera foto en la era digital, se hace un poco árido. Aún así 100% recomendable. ACTUALIZACIÓN: Ahora tienen unos cursos en Memrise donde condensan las listas de vocabulario. Son geniales. Si no sabes lo que es Memrise, lee más abajo

SI NO HABLAS INGLÉS. Tranquilidad, no me he olvidado de ti.

  • Aprenspan: Una chica llamada Marta es la reina de la enseñanza del coreano a hispanohablantes. Ha desarrollado un sistema con fichas y está más que chulo. Puedes llegar bastante lejos siguiendo sus pasos. Antes tenía un servicio de envío de cuadernillos para estudiar coreano, pero ahora ella está viviendo en Corea y ya no lo hace, además de que la web está bastante parada. Es una pena, pero con lo que aún tiene subido puedes avanzar mucho si empiezas desde cero.
  • Hangeuleando: Lleva también su tiempo, pero ¡últimamente me tiene enganchada! Me encantan sus entradas sobre slang y algunas recomendaciones y consejos. Un complemento perfecto y divertido para lo demás que hagáis. Además me gusta su web, muy mona y cómoda de usar.
  • Memrise: Es una página no especializada en coreano, sino en aprendizaje en general de cualquier cosa, aunque está especialmente utilizada para idiomas. Ya que tiene un sistema basado en mnemotecnia, en el que tienes que revisar lo aprendido cada cierto tiempo- usan la metáfora de sembrar, regar y cuidar la planta del aprendizaje-, es ideal para aprender vocabulario. Hay varios cursos de coreano, tanto en español como en inglés, donde repasar vocabulario básico, verbos y más cosas. También tienen aplicación para tabletsmartphone. Yo la uso en tablet y aunque todo termina cansando, me sirve para recordar vocabulario que se me resiste.

Lo que no recomiendo

No me gustan los softwares carísimos de aprendizaje supuestamente guiado como el de Rosetta Stone, el nivel al que puedes llegar con estos programas es muy bajo y además pretenden facilitar una tarea que no tiene más vuelta de hoja: estudiar, repasar, aprender y construir tus propios apuntes y aprendizaje es muy importante para mantener un ritmo en un idioma, y aún más si es tan distinto al español como el coreano. No te explica gramática sino que pretende enseñarte con el uso. Un uso que alguien ha diseñado para ti y te lo ha vendido a un precio desmesurado. Lo siento pero no. Al menos no para mí.

Algunas recomendaciones generales

  • Supongo que no hará falta que te lo diga pero leer, ver películas, series y escuchar música en coreano ayuda MUCHÍSIMO. Si ya disfrutas en tu tiempo alguna de estas cosas (o todas) tienes medio camino hecho, porque no tendrás que forzarte a hacerlo para practicar tu comprensión. En mi caso, no escucho mucha música coreana, pero últimamente estoy viendo más dramas y algunas películas, y eso me ayuda a reconocer gramáticas que he estudiado y algunas conversaciones.
  • Toma notas de todo, lleva varias libretas dedicadas a coreano. Yo tengo una libreta alfabética para vocabulario, otra para las lecciones que escucho en Talk to Me in Korean y otra para las clases de la academia. Dedícate tu material y ponlo todo organizado en un mismo sitio y con cuadernos y bolígrafos que te resulten agradables y eso te motivará para trabajar más en ello. Colores, papel, cualquier excusa vale.

Bueno, espero que te haya servido mi experiencia con el idioma coreano, que cada día me gusta más y me da más satisfacciones. Si conoces algún otro método bueno, o alguna academia no dudes en decírmelo, lo mismo se convierte en mi nuevo sitio favorito y tengo que incluirlo aquí.

¡Fighting!